Este espacio es creado para compartir un proyecto estudiantil elaborado durante el curso de Historia del Arte Agosto-Diciembre 2007.

miércoles, 31 de octubre de 2007

Expresionismo

El Expresionismo es un movimiento artístico surgido en Alemania a principios del siglo XX, en concordancia con el fauvismo francés. En su rechazo radical de la figura humana elevada e idealista del siglo XIX, los expresionistas pintan lo feo, lo vulgar y los tabúes al igual que la belleza original de lo natural, ilustrando mediante los contrastes, el horizonte negativo de las experiencias de la vida y el orden equivocado de valores que dan los prejuicios reinantes. Esta imagen de Edvard Munch es una representación poco convencional de la Virgen María; ya que muestra una mujer desnuda, joven, algo erotizada y sensual (obsérvese la posición de sus brazos y el giro de su torso). Se habla de la Virgen María ya que posee la seguridad en ella misma y la calma típica de las madonas; además, su cuerpo está rodeado por luz (el objeto sobre su cabeza parece una aureola), sus ojos modestos parecen estar recibiendo algo desde arriba, situación común en la Anunciación de la Virgen. El punto de este cuadro es el contenido que maneja, lejos de querer ser una obra religiosa, es una propuesta diferente sobre un tema de la antigüedad.


La reacción defensiva contra la mujer y los valores de género a ella asociados sirvió de caldo de cultivo para la aparición de un conjunto de imágenes y representaciones violentas. La experiencia misma del campo de batalla generó todo tipo de traumas en muchos artístas. La exaltación inicial iba acompañada a menudo de un rechazo a lo femenino, considerado falto de energía y blando. A la hora de representar a la mujer, ésta aparecía encarnada en el cuerpo sugerente, viscoso y repugnante a la vez, de una furcia.


La representación de mujers fuertes se había centrado en las féminas castradoras de forma muy frecuente en el arte y la literatura; la proliferación de imágenes de personajes bíblicos y procedentes de la mitología clásica o de anónimas femmes fatales ninfómanas empedernidas o esperpentos diabólicos, era una estrategia de autodefensa ante la sexualidad y la pujanza femeninas presentadas injustamente como homicidas.

A groso modo, la mujer pasaba de ser madre y ama de casa a puta y asesina.

1 comentario:

Veda dijo...

Magnífico trabajo!, gracias.